5 tips para el cuidado del tatuaje 

By 28/09/2020noviembre 24th, 2020Tatuajes, Tatuajes en Barcelona
tips para cuidar tatuajes

Lo primero que se debe hacer es evitar la exposición solar lo más que se pueda, para evitar la resequedad o quemaduras del mismo, para ello utilizar ropa holgada, crema y protector solar una vez haya cicatrizado o en el caso de que solo tenga días de estar recién realizado evitar la exposición directa del sol bastará.

¿Por qué evitar los rayos solares? Los rayos ultra violeta (UV) en frecuencia contienen diversas formas de alterar la melanina, vitaminas y la tensión sanguínea del cuerpo, recordando que el tatuaje es una herida, la mayor concentración de glóbulos blancos, rojos y plaquetas se concentrará en la zona para fortalecer el tejido.

Justo como cuando puedes caerte de una bicicleta o cortarte con un cuchillo mientras cocinas, entonces la exposición solar puede alterar el sano fortalecimiento de las plaquetas en la dermis que harán una costra, esa costra que hace el tatuaje las primeras semanas de realizado debe perdurar y jamás arrancarse con los dedos o toallitas.

En oportunidades el cuidado del tatuaje y cómo quedarán  al momento de estar terminado se debaten en un 50 y 50 entre el tatuador y el cliente, porque si la elaboración del arte en la piel es exitosa, el cliente debe tomar ciertas previsiones que ayudarán a lucir un hermoso tatuaje por el resto de la vida o hasta que el láser los separe.

Así que aquí tendrás ciertos tips para lograr que el cuidado del tatuaje sea elemental y queden unas hermosas piezas que perduren no sólo en color y forma sino también luzcan luminosos, una vez decidido el diseño, hay que contar con la crema pertinente, el especialista, el lugar, agua potable y esos pequeños detalles harán la diferencia.

Si con los cuidados del tatuaje no se toma en cuenta la nocividad del sol, el tatuaje podría segregar más tinta de lo normal, formar deformaciones en la zona y con la irritación queloide.

  1. Forma correcta para cuidar un tatuaje

Una vez realizado el tatuaje se debe envolver en papel o film de plástico para que el traslado hasta casa sea seguro, evitar suciedad y polvo en el ambiente sin importar sea sólo de tinta negra o con colores llamativos. Una vez en casa se debe retirar ese film y proceder a limpiar con agua limpia y fresca con un jabón neutro sin olores o perfumes, con un PH balanceado o especializado para tatuajes.

Ya lavado se debe secar con una toalla limpia y desinfectada puedes proceder a utilizar cremas ricas en pantenol y vitamina E. Olvídate de la vaselina y cremas para quemaduras solares podrían estropear el trabajo del tatuador y más adelante problemas cutáneos.

Cualquier observación siempre consultar a un especialista o dermatólogo y prevenir a tiempo cualquier deterioro del tatuaje. Entonces, el chequeo semanal es pertinente para que la salud de la piel no se vea comprometida y en caso de tener algún problema de sobre-hidratación o carencia detectarse a tiempo para continuar tratando la piel como merece.

  1. Cuantas veces se debe lavar un tatuaje

Dependerá del nivel de cicatrización de la persona, y esto variará en cada individuo, lo más recomendado es el lavado de dos vece al día; mañana y noche con jabón neutro en pequeñas cantidades y suficiente agua sin rozar demasiado el tatuaje porque se puede causar una herida y no una cicatrización correcta entre los cuidados del tatuaje esto es fundamental.

Por otro lado, se encuentra el uso de una toalla o tela de algodón limpia para secar el exceso de agua que escurra el tatuaje, esta debe estar limpia, aireada al sol y solo usarse para esa zona del cuerpo porque así se evitan contagios o bacterias en el tatuaje.

Como lo recomiendan tatuadores y dermatólogos, dos veces al día, en caso de trabajar, estudiar en exteriores o bajo mucha exposición del sol con algún rociador o spray refrescar el área tatuada.

  1. Aplicar cremas

Antes de cualquier uso de cremas o sueros, se debe consultar con un dermatólogo o el mismo tatuador, los cuales te recomendaran una crema rica en pantenol, vitaminas y ácidos que fortalezcan la cicatrización sin afectar la forma ni color del tatuaje.

La aplicación de cremas debe equivaler a una gota de agua, que cubra el tamaño del tatuaje, no sobresaturar el mismo que pueda ser el causante de la propagación de bacterias y gérmenes además obstruyan la normal construcción de la famosa “costra”.

Y cada vez que se lave o sienta reseco colocar una pequeña cantidad para que el cuidado del tatuaje sea óptimo pero a su vez responsable.

  1. El sol enemigo del tatuaje

Playas, piscinas, parques y espacios al aire libre que no cuenten con techados o suficiente sombra son de riesgo para el cuidado óptimo del tatuaje. Las primeras semanas que el tatuaje está en fase de cicatrización y es elemental cuidarlo de cualquier quemadura o agua salada.

También se debe tener cuidado en cómo y qué vestir, los colores oscuros atraerán más rayos UV. Al igual que estar con la zona expuesta a todo tipo de terreno desde arena hasta lluvia (la cual es bastante ácida) entonces hay que reforzar la hidratación y limpieza siempre cuando la costra se vea muy reseca antes de tiempo.

  1. Que debes evitar mientras curas el tatuaje

Para los cuidados del tatuaje se debe tener en cuenta que el sol, el exceso de sobre-hidratación, raspaduras, picadas o golpes afectan el sano proceso de cicatrización, otro punto importante que no debe pasarse por debajo es la alimentación y la hidratación.

Mientras un recién tatuado comas frituras o solo sodas azucaradas no toma en cuenta el tiempo que afectará la cicatrización del tatuaje.

Así que tomar abundante agua fresca, como mínimo dos litros diarios, consumir vegetales como zanahorias y de hojas verdes. Los primeros días las carnes rojas y el consumo de pescado sea en la forma que sea debe ser con precaución o evitar su consumo por completo para que así sea una cicatrización exitosa.