CALIGRAFÍA CHINA: UN ESTILO UNIVERSAL

Los tatuajes textuales que emplean la caligrafía china se lucen en medio mundo, y es que desde hace ya bastantes años resultan una tendencia que, lejos de ir a menos, no hace más que expandirse. Sin embargo, ante el desconocimiento de esta lengua milenaria, son muchas las piezas que se realizan sin la adecuada atención al significado de este idioma. Veamos en este artículo las claves para poder tatuarte un texto en chino con garantías al ciento por ciento.

La caligrafía china que se emplea para los tattoos es una escritura artística y estilizada de los caracteres chinos, que se tiene en alta estima en el mundo artístico del gigante asiático, con miles de años de una tradición enmarcada en las artes visuales de esta cultura. Así, lo primero que hay que tener en cuenta es que podemos englobar a la pintura y la caligrafía china en un todo, de forma que son inseparables la una de la otra; esto es, las dos se consideran expresiones artísticas al mismo nivel, y así las has de considerar (y tu tatuador también) a la hora de plasmar un tatuaje de estas características en tu piel.

Partiendo de esta base, debemos establecer una diferencia entre los sinogramas (o caracteres han), los 214 elementos en los que se pueden descomponer el total de los caracteres chinos (es decir, cada sinograma tiene un significado claro y único), y, por otra parte, las letras correspondientes al alfabeto: de la A a la Z, que aunque estéticamente el tatuaje puede ser satisfactorio, al tratarse de una traducción puramente fonética, pierde todo el significado intrínseco de cada carácter.

Como dijimos en la introducción, el estilo en el que se tatúan caracteres chinos es determinante. Siempre se ha de llevar a cabo con una caligrafía elegante, que respete las bases de arte milenario; de lo contrario, el tatuaje carecerá de esta marca distintiva, y resultará como tatuarse un nombre en letra de niño pequeño (aunque esta es una opción que está teniendo mucho tirón actualmente… ;-), o en letra de impresora… En este sentido, dos son los estilos más empleados, por su delicada belleza: el estilo semicursivo y el cursivo.

Por último, ten muy en cuenta que la fuente de donde has extraído los caracteres chinos para tatuarte es veraz, que los caracteres sean en realidad lo que dicen ser. No sería el primer caso de un texto chino mal traducido que quiere decir de todo menos lo que pretendías tú que significara (busca en internet “pifias tatuajes chinos” y te harás una idea de lo que te comentamos). Sé responsable, acude a fuentes fiables y exige a tu tatuador que emplee el estilo más elegante posible: son las garantías para lograr un buen resultado.