Los diferentes Tipos de Piercing

Los diferentes Tipos de Piercing

Ya sabemos lo que es un piercing, y también sabemos que la tradición de perforarse no solamente las orejas, sino también otras partes del cuerpo, viene de muy antiguo, y que tiene muchas y muy variadas formas de utilizarse a lo largo de toda la historia.

En la actualidad, pasa un poco lo mismo: hay quien se pone un piercing porque se identifica con una ideología, por rebeldía, porque simplemente gusta…

Ahora bien, ¿cómo elegimos qué tipo de piercing nos ponemos?

Podemos encontrar en el mercado muchos y muy distintos tipos de piercing, depende de nuestros gustos y preferencias elegir el más adecuado para nosotros, aunque si no acabas de decidirte, nosotros podemos echarte un cable y ayudarte a decidir. Solamente tienes que preguntarnos, estaremos más que encantados.

Como decimos, existen muchos tipos de piercing, dependiendo, en gran medida, de la parte del cuerpo en el que nos lo queramos poner.

Podemos ponernos un piercing casi en cualquier parte del cuerpo, pero, principalmente, en los siguientes:

Piercings en la cara: dependiendo de dónde lo coloques en la cara se llama de una forma o de otra, siendo los más comunes los de la oreja, donde te puedes poner el Tragus Piercing, el Helix Piercing y el Industrial Piercing (no te preocupes, ya te contaremos cuáles son las principales características de cada uno). Otra zona facial que está siendo cada vez más popular es la nariz, donde puedes ponerte el Septum Piercing.

No obstante en otras zonas de la cara también puedes perforarte, como en la ceja, usar un piercing medusa o uno microdermal.

Como ves, tienes un abanico de opciones bastante amplio.

Piercings en la boca: en esta parte del cuerpo también puedes ponerte uno, por ejemplo, en el labio, en la lengua o en el frenillo del labio. Este último se llama Smiley. No hemos dicho que los que te puedes poner en el labio son los labret, ya sean vertical u horizontal, dependiendo de la forma en la que te lo coloques.

Pero también puedes decorar otras partes de tu cuerpo, como por ejemplo, y seguro que has visto o conoces a gente que tiene piercing en zonas de tu cuerpo que, son menos visibles, como pueden ser por ejemplo, el ombligo, el pezón (tanto chicos como chicas) o en los genitales, ya sea ellos en el pene o ellas en el clítoris.

Hay piercings llamados Surface, que son los que traspasan y perforan la piel, como los que hemos nombrado antes, que son distintos a los Microdermales, en los que es una especie de implante de la piel lo que aloja al piercing, que sobresale.

Como puedes ver, existen un montón de posibilidades para decorar tu cuerpo según tus gustos y preferencias, y en Lembruix estamos encantados de que vengas a visitarnos y nos cuentes qué tienes en mente. Dí que es lo que tienes pensado y nuestros profesionales te asesorarán en los materiales y en todo lo que necesites.

¿A qué esperas?