LOS PIERCINGS MÁS LUJOSOS

Todo adorno con el que agasajamos nuestro cuerpo cuenta una historia. Desde tiempos antiguos, se han empleado diversas decoraciones corporales para, por ejemplo, decir al mundo nuestro papel en la comunidad, reflejar nuestro grado de experiencia o mandar un mensaje de peligro al enemigo, entre otras muchas. En los tiempos actuales, quizá no hace falta o informar de todo esto al resto de los mortales, pero sí que lo que llevamos puesto —ropa, tatuajes o piercings, maquillaje o tinte de pelo— de alguna manera dice mucho de nosotros.

Así, los piercings son una de las muchas formas que tenemos en la actualidad de enseñarnos al mundo y hablar de nuestra identidad. Y uno de los modos de hacerlo es luciendo perforaciones en las que se colocan joyas que, literalmente, valen su peso en oro y aún más. Son muchas las celebridades que se han apuntado al boom del piercing en los últimos años. No hay más que ver a Rihanna, Miley Cyrus o Cara Delevinge, por nombrar solo algunas. Y son precisamente los personajes del papel cuché, ya sea del mundo de la moda, del cine, la televisión o de las redes sociales, los que lucen joyas de piercing de alto standing.

Materiales de los piercings

De base, el material que se debe emplear en la fabricación de los piercings son el titanio, el acero quirúrgico, el cuarzo, el teflón, el oro amarillo (14 quilates) y el oro blanco. No obstante, se emplean muchos otros, aunque no siempre con los mejores resultados.

Pues bien, ante la creciente demanda de piercings de lujo, el mundo de la joyería clásica se ha puesto manos a la obra. Y firmas como Tiffany, Anatomel o Maria Mash llevan años incorporando en sus colecciones una gran cantidad de joyas para piercing que dejan pasmado a aquel que las contemple. Estamos hablando de piercings para los labios, la lengua, la nariz, el ombligo, etc. que pueden costar hasta 2500 euros. Y es que estas joyas de altura están profusamente decoradas con diamantes, perlas, zafiros, turquesas y otras muchas piedras preciosas. E incluso se piden por encargo con diseños exclusivos que hacen las delicias de las clientas con más solera del mundo de la fama.