LOS TATUAJES DE LA MAFIA

Por todos es sabido que la mafia, sea del país que sea, durante muchos años han sido gente discreta que no ha hecho ostentación ni de su riqueza ni de su poder. Y esta es una actitud que puede considerarse inteligente, pues lo que menos pretende hacer un delincuente es llamar la atención de sus enemigos acérrimos, la policía. Sin embargo, las nuevas generaciones de la mafia no piensan lo mismo. Y una de las razones puede ser la irrupción de las redes sociales en todas las esperas de nuestras sociedades. 

Una de esas muestras de ostentación en las redes son los tatuajes, todos los cuales versan sobre la vida de excesos de la mafia de medio mundo. Así pues, en el artículo de hoy nos proponemos acercarnos más a los tatuajes de los que presume la mafia, centrándonos en la más conocida de cuantas operan en el mundo: la mafia italiana. 

Está claro que se ha roto con la tradición. Los grandes capos de la mafia han roto el silencio que caracterizaba sus negocios. Ahora lo que se lleva es la ostentación, hasta tal punto que hacen muestra de su poder y riqueza en las más populares redes sociales, como Facebook e Instagram. Y no solo eso, han llegado a emitir órdenes relacionadas con sus negocios ilegales a sus secuaces. Todo ello, claro está, bajo nombres falsos, que no obstante la policía ha sabido detectar. 

Los tatuajes de la nueva mafia

De lo que se han dado cuenta los investigadores de estas organizaciones mafiosas es que uno de los atributos que más sobresalen entre los capos son los tatuajes. De un tiempo a esta parte, llenar el cuerpo de tinta es una señal de poder entre los mafiosos, algo a lo que ya estábamos acostumbrados en ciudades como Los Ángeles, Miami o México DF, donde las mafias tienen en el tatuaje una seña de identidad. Así pues, las organizaciones mafiosas italianas se han apuntado al carro del tatuaje como moda, y es posible que con ello comiencen una tradición que acompañe la andadura de las siguientes generaciones de la mafia