Piercing microdermal: ¿qué es y cómo se hace?

microdermal

El piercing microdermal se ha puesto más de moda que nunca. Representa un tipo de piercing elegante y discreto perfecto para hombres y mujeres que le encanta este tipo de perforaciones.

Piercings microdermal: conoce lo que es

Las perforaciones a las que se les conoce como microdermales se refieren a un tipo de piercing que se aplica por medio de una técnica especial, en la que se coloca parte de la joya bajo la piel y la otra parte (la decorativa) es la que queda a la vista. Cuando cicatriza solo queda a la vista un extremo del piercing y se fija con una rosca.

Este tipo de accesorios pueden utilizarse solos o combinar con tatuajes, con los que se crean diseños y composiciones muy originales, ya que la joya le añade un brillo especial.

Por lo general, las zonas del cuerpo en las que más se colocan estos implantes son el pecho, el cuello y los brazos. También algunas mujeres optan por colocarlos al final de la espalda, en la región lumbar, dependiendo específicamente de sus gustos y preferencias.

Procedimiento para colocar un piercing microdermal

Si tienes curiosidad o deseas colocarte un piercing microdermal es probable que quieras saber cómo es el procedimiento para colocarlo.

Aun cuando cada perforador tiene sus propias técnicas para ello, aquí tienes algunos tips de lo básico que deben cumplir a la hora de colocar este implante en tu cuerpo:

Hacer el marcaje de la posición en la que se colocará la joya

Cuando te vas a colocar solo un implante microdermal, es probable que el perforador tenga una referencia clara del sitio donde colocará la joya, por lo que no necesita marcarlo.

Ahora bien, en caso de colocar varios de este piercing es necesario hacer el respectivo marcaje para asegurarse que cada joya estará en el sitio adecuado, en función del tipo de diseño del que forman parte.

Desinfección de la zona a perforar

Utilizando un bastoncillo o un algodón, el perforador aplica un poco de alcohol u otra sustancia desinfectante en la zona a perforar, con el objetivo de garantizar que el procedimiento se realice de manera adecuada, evitando el desarrollo de infecciones a largo plazo.

Perforación

Para la perforación se utiliza una aguja biselada o dérmica debajo de los tejidos de la piel. Según el área donde se realiza esta acción se puede presentar un sangrado durante unos segundos.

Ubicación del implante

La pieza del piercing que queda debajo de la piel es bastante pequeña, por lo que se coloca a unos 1,5 mm dentro de los tejidos, utilizando para ello unas pinzas especiales con las que se mantiene sujeta la pieza para garantizar la mayor precisión posible.

Colocación de la joya

Después de que la base del implante quede bien ubicada debajo de la piel, se agarra con una pinza la parte externa de la joya y se enrosca paulatinamente en dicha base.

Este tipo de técnica resulta muy rápida y efectiva para colocar tanto piercing mujer como piercing hombre. Sin embargo, debe ser aplicada por un experto en la materia, a fin de garantizar un buen resultado.