PIERCINGS EN LAS CADERAS Y EN LAS CLAVÍCULAS

Con la llegada del verano es momento de lucir algunas partes del cuerpo que durante los meses fríos quedan totalmente fuera del alcance de los ojos. Así, aquellos tatuajes en la espalda, los brazos o en las piernas resurgen para volver a la luz. Y lo mismo ocurre con los piercings: en los meses calurosos tenemos la oportunidad de mostrar aquellos que están situados en zonas que se cubren de ropa a lo largo del invierno.

Lejos de los típicos piercings en el labio o piercings en las orejas, hay perforaciones que por desconocidas no se ven tanto. Un par de ejemplos de ello son las que se realizan en las caderas y en las clavículas: originales, sensuales y sorprendentes, no dejan indiferente a nadie.

Piercing en las caderas

El primero que vamos a tratar es el hip piercing, es decir, la perforación en la cadera. Vaya por delante que es uno de los menos demandados en nuestros estudios de tatuaje y piercing en Barcelona, así que si lo tuyo es la originalidad, esta puede ser tu mejor baza. Se trata de una opción realmente sexy, y si eres un ultrafán del gimnasio y tu abdomen está como una tabla, el resultado puede ser espectacular. Se trata de una perforación que no es nada profunda, por lo que ni es muy doloroso ni precisa de una curación prolongada o pesada: todo son ventajas.

Piercing en la clavícula

El otro protagonista del artículo es el piercing en la clavícula, quizá un poco más conocido que el anterior y con el que compite en sensualidad. Se trata de un piercing realmente elegante por el que cada vez optan más personas, tanto hombres como mujeres, aunque se ve más en ellas. Se realiza por debajo de la clavícula, es decir, por debajo del hueso. A pesar de que puede sonar muy aparatoso, su curación no implica más pasos que una normal de cualquier otro piercing. Eso sí, puede ocasionar problemas en la movilidad de la clavícula si quien te lo realiza no tiene la experiencia que precisa. Así que ya sabes: como en cualquier otra ornamentación corporal que lleves a cabo, hazlo en manos de un profesional que te ofrezca todas las garantías, como en nuestros estudios de tatuajes y piercings en Barcelona.