PIERCINGS LABIALES: LA BOCA AL DESCUBIERTO

Si en un anterior artículo desgranábamos las características y los tipos del más famoso de los piercings labiales, el labret, en esta ocasión —la primera parte de unos cuantos artículos sobre el tema—, nos ponemos manos a la obra con el extenso mundo de las perforaciones que se pueden practicar en la boca. Si has pensado que te gustaría lucir uno de estos piercings, pero no te has decidido sobre cuál de la larga lista, aquí te damos las claves para que lo hagas con todas las de la ley.

1. Monroe
Como podrás suponer, este piercing tiene algo que ver con la famosa actriz. Sí, has acertado: intenta emular el mítico lunar de la rubia más famosa de la historia. Tardará en curarte unas seis u ocho semanas y podrás lucirlo con un labret stud o un aro BCR, lo que tú prefieras.

2. Medusa
Se trata de uno de los piercings que están pisando fuerte en la actualidad, así que es posible que lo hayas visto más de una vez. Si te gusta el equilibrio y la elegancia, esta opción es para ti: podrás decorar la parte justo debajo de la nariz, llamada philtrum y que nos parece de lo más sensual. Calcula unas seis u ocho semanas para que cure y piensa en una labret stud para decorarlo.

3. Madonna
Si antes te presentábamos a la rubia más famosa del celuloide, ahora le toca el turno a la más célebre del mundo de la música. ¿Sabes a quien nos referimos? Por supuesto que sí. Se trata de una perforación justo en el lado contrario al de la Monroe: el derecho. El mismo tiempo de curación y las mismas joyas: facilito.

4. Ashley
El piercing Ashley se caracteriza por dejar ver solo un extremo de la joya, ya que se trata de una perforación en sentido horizontal que se realiza en el centro del labio. En este caso, deberás ser más paciente, pues la curación se puede prolongar hasta diez semanas. Las joyas que podrás lucir con este tipo de piercing son las mismas que para muchos otros: BCR o barra curva.

5. Jestrum
Y llegamos al último piercing labial que vamos a describir en este artículo. En este caso se trata del Jestrum (también llamado medusa vertical), para que el se debe perforar de manera vertical el labio superior, atravesando la zona del philtrum, como en el medusa. Aquí podrás lucir los dos extremos del adorno que escojas, que deberá ser sí o sí una barra curva. Deberás curarlo durante entre seis y ocho semanas.

¿Necesitas ayuda?