¿Qué es un cover up? El arte de tapar un tatuaje con otro

By 17/08/2020noviembre 24th, 2020Tatuajes en Barcelona

El cover up es el acto de tatuar encima de un tatuaje previo que ya no quieras tener visible con otro diseño nuevo y mucho mejor. Existen dos maneras de quitarse un tatuaje que ya no te guste siendo la otra el recurrir a cirugía láser para retirarlo, siendo un proceso muy costoso en comparación con tapar un tatuaje con otro nuevo.

Los tatuajes mediocres, desgastados o muy claros se pueden tapar de manera sencilla por el artista con la misma tinta o usando una más oscura, recurriendo al uso de tinta blanca para aclarar un tatuaje que esté muy oscuro. Un cover up bien realizado puede tapar un tatuaje antiguo con uno nuevo o puede incorporar el tatuaje viejo como un elemento que complementa el nuevo diseño del cover up.

En este proceso la tinta nueva se aplica por encima de la tinta anterior combinándolos para crear un nuevo color, por lo cual es muy recurrente el uso de la tinta negra para realizar los cover ups. Asegúrate de encontrar un artista tatuador con experiencia porque este es un proceso duradero dependiendo del tamaño del tatuaje a cubrir por lo cual requiere de múltiples sesiones y mucha paciencia.

¿Se puede cubrir cualquier tatuaje?

Se deben tomar en cuenta varios factores para cerciorarse de que el tatuaje que se tenga se pueda cubrir con éxito y evitar realizar un borrón que no se distinga ni el diseño nuevo ni el anterior. El diseño que tapará el tatuaje siempre será más grande aunque no siempre se podrá elegir el tamaño que tendrá y dependiendo del diseño que se elija se puede tapar con éxito el tatuaje no deseado en su totalidad. Siempre debes estar de acuerdo con el artista con lo que se va a hacer.

Si la tinta del tatuaje que quieres cubrir está desvaneciendo o se ve muy clara el proceso de tapar el tatuaje se puede hacer más sencillo con el uso de colores fuertes y brillantes a la par de colores oscuros para cubrir cualquier marca del tatuaje anterior. Si el tatuaje a tapar tiene tinta muy oscura puede ser muy difícil lograr el efecto deseado.

Un tatuaje que tiene muchos años es muy probable que su tinta pierda efecto y desaparezca con el pasar del tiempo. Colores como el amarillo y el rojo desaparecen más rápido que la tinta negra o azul. Cuando se trata de tapar tatuajes así el proceso es mucho más rápido y sencillo de realizar.

Cabe destacar que el cubrir un tatuaje no significa que se está haciendo uno nuevo. Se debe dar mucha importancia al diseño que se va a utilizar porque no todos los tatuajes son fáciles de tapar, menos aún si su diseño es muy complejo y oscuro, al ser este el caso se corre el riesgo de que el anterior tatuaje se vea a simple vista debajo de la cobertura si no se realiza por completo.

Que color se puede usar para tapar un tatuaje

Rehacer un tatuaje viejo o que no quedó muy bien se puede convertir en un dolor de cabeza por lo que el arte de tapar un tatuaje es una buena alternativa. Es muy importante tener conocimiento respecto a los colores que se pueden usar para este proceso y decidirte por la mejor opción

El color negro es el color estándar para los cover up de tatuajes y también es común encontrar color naranja, verde, azul, magenta y marrón cuando se trata de camuflar el anterior tatuaje. Usar sombras oscuras del mismo color del tatuaje es ideal para taparlo en poco tiempo. Aunque poco común también se puede mezclar tinta nueva con la que tenía el viejo tatuaje y crear uno nuevo.

Un ejemplo de cover up con colores vivos y claros es el uso de diseños tribales por encima del tatuaje a cubrir. La imaginación del artista es un elemento importante para que se haga una mezcla de colores que crees un diseño llamativo que oculta el tatuaje anterior dentro de sus detalles.

Puedes confiar en el artista de tatuajes para que encuentre la combinación de colores y uso correcto en los lugares claves para ocultar el diseño del tatuaje que ya no quieres tener visible. El uso de sombras claras es también muy común para tapar los trazos irregulares del tatuaje a cubrir. Un artista bien curtido en este arte de tapar tatuajes puede convertir un azul claro en azul rey o verde lima en un verde esmeralda en poco tiempo.

Habilidades que se utilizan para tapar un tatuaje

Una de las técnicas más conocidas y utilizadas para realizar cover ups es la llamada White-Out que consiste en aclarar con tinta blanca de calidad la zona del tatuaje que suele ser negra o con colores fuertes difíciles de disimular al tapar el tatuaje. La ejecución correcta de esta técnica logra que el tatuaje previo quede mucho más claro y ser ideal para cubrirlo con un nuevo diseño.

Aparte de solo cubrir un tatuaje con un diseño nuevo el artista puede hacer una remodelación del diseño anterior y hacerle agregados para expandirlo además dar una nueva imagen y personalidad. Por ejemplo el tatuaje de una calavera que haya sido mal dibujado se puede cubrir agregando nuevos detalles, un fondo e incluso convertir esa calavera en un dibujo realizado por un personaje del tatuaje nuevo, más grande y de trazado profesional.

¿Duele cubrirse un tatuaje?

Es normal pensar en el momento de tapar un tatuaje que el dolor va a ser dos veces más grande debido a la inyección previa de tinta quedando la piel más sensible y cicatrizada. Esta es una creencia muy normal pero puedes estar en paz porque si ya te has hecho un tatuaje vas a sentir lo mismo en el momento de taparlo, con el plus de que ya estás habituado al dolor de la aguja de tu primera sesión así que ¡No tengas miedo a la hora de hacerte un cover up!