¿Qué significa el piercing oreja tragus?

piercing oreja tragus

El piercing oreja tragus está más de moda que nunca, ya que muchas mujeres se inclinan por él, tanto por su bonita estética como por la sutileza que inspira este tipo de piercing en la oreja.

Si estás pensando en colocarte un piercing oreja tragus has llegado al lugar indicado, ya que te vamos a informar sobre todo lo que debes saber acerca de este accesorio tan interesante que atrae miles de miradas.

¿Dónde se ubica un piercing oreja tragus?

Este tipo de piercing oreja se coloca en la zona conocida como Trago (de ahí el origen de su nombre), que se refiere a un cartílago grueso y de forma ovalada, se encuentra en la parte externa del canal auditivo, cuya función es evitar el ingreso directo al oído de objetos, insectos, entre otros.

Este piercing tragus, puede tener un significado interesante en algún tipo de cultura antigua; sin embargo, hoy en día cuenta con una gran aceptación por parte de la sociedad, tanto es así que cada día más personas se animan a llevarlo consigo.

¿Cómo es el proceso para colocar el piercing oreja tragus?

El procedimiento a través del cual se coloca este piercing en la oreja es bastante sencillo, ya que se utiliza una aguja hueca y fina, con la que se perfora el cartílago del trago en pocos segundos y se coloca el piercing tragus.

Definir con claridad si este proceso es doloroso es algo muy complejo, debido a que la tolerancia al dolor puede variar mucho de una persona a otra. Sin embargo, esa zona es una de las mejores para poner un piercing tragus, ya que no cuenta con muchas terminaciones nerviosas, por lo que sentirás las molestias propias de cuando te pones por primera vez un pendiente.

En el caso de las personas que no son muy tolerantes al dolor, puede aplicarse un poco de anestesia local, aun cuando estas sustancias tienen poca eficacia cuando se trata de un tipo de cartílago grueso como el del trago.

Además, esta zona tampoco tiene muchos vasos sanguíneos, razón por la cual este piercing no hace que sangres, algo que resulta muy beneficioso, especialmente a la hora de hacer las respectivas curas.

¿Cómo se cura de forma adecuada el piercing tragus?

Llevar a cabo la cura adecuada para este tipo de piercing oreja es tal cual como curar piercing nariz, es decir, para evitar el desarrollo de una posible infección, es necesario lavar la zona con un líquido antiséptico o suero fisiológico, así como utilizar un poco de jabón neutro.

A la hora de hacer las curas, colócate guantes de látex y evita tocar mucho la herida, la cual siempre debe estar lo más limpia posible. No retires el piercing oreja tragus para curarte, al menos durante unas 12 semanas, ya que esto solo retrasaría el proceso natural de cicatrización porque es como curar piercing nariz.

Recuerda al bañarte retirar muy bien los posibles restos de champú que puedan quedar en el área del piercing oreja tragus y procura no dormir de ese lado hasta que la cicatrización se haya logrado por completo.