Decora tu cuerpo con los piercings corporales

Decora tu cuerpo con los piercings corporales

piercings corporales

Aunque no lleves uno, seguro que sabes lo que es un piercing. Has oído hablar de ellos, y seguro que has visto o conoces a gente que lo lleva.

Si tuviésemos que decir qué es un piercing, podríamos definirlo como una perforación que se hace en el cuerpo para introducir una pieza de joyería u otro material a través de él con un fin principalmente estético.

Los piercing corporales se pueden hacer en muchas partes de nuestro cuerpo, y, de igual modo que lo son los tatuajes, es una forma de arte corporal muy antigua, ancestral, que casi todos los pueblos a lo largo de la historia han utilizado en sus hombres, en sus mujeres y niños.

A pesar de que estas civilizaciones lo han usado siempre de forma ritual y con su significado, cuando el piercing pasó a occidente, simplemente se hacía con la perforación de las orejas, aunque  en los últimos tiempos, el piercing corporal se ha ido haciendo más y más popular entre personas de todas las edades.

Ya en la antigua Roma, la guardia pretoriana, los soldados personales del Emperador, llevaban perforados los pezones con aros colocados, pues así mostraban que eran valientes y válidos para dar la vida por su rey, y además, les servían para colgar de ellos capas cortas. También en tiempos de la reina Victoria las chicas se perforaban los pezones para que su tamaño creciera un poco.

Pero las perforaciones también han sido señal de realeza en tiempos del Egipto de los Faraones. En este momento de la historia, los nobles se anillaban el ombligo, estando prohibida esta práctica para todas aquellas personas que no pertenecían al más alto estamento social.

Los mayas también dejaron constancias en jeroglíficos y en pinturas del uso de las perforaciones corporales, más concretamente en la lengua, pues hay algunos que recogen el Rito Sangriento, consistente en que Lady Xoc, esposa del Señor de la Sangre de Yaxchilán, agujerea la lengua de este.

Por otro lado, en sociedades africanas, es muy común que muchas tribus se perforen nariz, orejas y labios para expresar determinados símbolos y para cumplir con distintos ritos. En este caso, son tanto los hombres como las mujeres los que realizan las perforaciones corporales.

En algunas épocas más recientes, en la del Concilio de Trento, algunos grupos religiosos se perforaban y anillaban el pene como forma de mantener la castidad más absoluta y para expiar los pecados de la carne, así como se colocaban candados para evitar el coito.

Existen muchísimas razones para perforarse el cuerpo y ponerse un piercing corporal, pero la principal, es la estética, aunque haya quien piense que por colocarte un piercing va a tener más sexo, una creencia que, por sí sola, es un gran error.

En Lembruix te podemos aconsejar cuál es la mejor opción a la hora de hacerte un piercing corporal, así como cuáles son los mejores materiales para tu piercing y cuáles son los cuidados posteriores a la perforación.