PIERCING LABRET: CARACTERÍSTICAS Y TIPOS

La perforación de los labios es un tipo de decoración corporal que tiene milenios de antigüedad. Son muchas las noticias con las que contamos hoy en día que demuestran que este tipo de piercings ya se realizaban en muchas culturas y civilizaciones alrededor del mundo, como los mayas, por ejemplo, que decoraban sus labios con un sinfín de materiales, desde el hueso hasta metales preciosos como el oro. Hoy en día, este tipo de perforación convive en nuestras sociedades occidentales con muchos otros, y uno de los exponentes de esta tendencia es sin duda el labret. Veamos en este artículo las características y tipos de este piercing que cuenta cada vez con más adeptos.

Lo primero que te tenemos que hacer es una aclaración: existe cierta confusión con los conceptos de labret y piercings de labio. Si bien pudiera parecer que la palabra labret (del latín labium, “labio en español”) deba hacer referencia a todas las perforaciones que se realizan en esta parte de la boca, no es así del todo. Para este concepto existe la expresión “piercings de labio”, y “labret” hace referencia solamente a un tipo especial de piercing de labio, del que nos ocupamos en este artículo. Espero que haya quedado claro ;-).

Dicho esto, pasemos a continuación a detallar las características de todos los tipos de labret con los que contamos en la actualidad para poder decorar nuestros labios. Existen tres tipos de labret: el labret propiamente dicho, el labret horizontal y el labret vertical.

  1. Labret

Se trata de una perforación que se realiza de manera horizontal, por debajo del labio inferior, y de forma centrada. Sin embargo, contrariamente a lo que se suele pensar, no se trata de una perforación en el labio estrictamente, sino un poco por debajo de este. Tan solo se necesita realizar una perforación y el tiempo de curación oscila entre las seis y las ocho semanas. Puedes adornar tu labret con diversas joyas, como por ejemplo un poste con base plana, un aro BCR o una barra curva.

  1. Labret vertical

En esta ocasión hablamos de un piercing que atraviesa el labio inferior de manera vertical. En este caso se verán, por lo tanto, los dos extremos de la pieza que coloques: una por debajo del labio inferior y otra justo en medio de este. El tiempo de curación puede extenderse desde las ocho hasta las diez semanas. Y las joyas que puedes emplear son la barra curva o la barra recta.

  1. Labret horizontal

Y llegamos al tercer y último tipo de labret, el horizontal. En este caso sí que se trata de una perforación que se sitúa toda ella en el labio, inferior en esta ocasión. Se atraviesa de lado a lado en sentido horizontal, y aquí también quedan al descubierto los dos extremos de la pieza. Para curar este tipo de piercing necesitas de seis a ocho semanas, y una barra curva o recta es la joya que deberás emplear.

¿Necesitas ayuda?