LOS PIERCINGS NO SON PORTADORES DE LA COVID-19

Vivimos tiempos inciertos. Internet, las redes sociales, los grupos de WhatsApp… se llenan de mensajes contradictorios sobre la pandemia por coronavirus que pueden volver loco al más científico de los humanos. Y es que no es para menos: todos estamos un poco asustados. Sin embargo, ello no debe provocar que nos creamos todo lo que nos dice nuestro cuñado o el vecino del quinto, porque no, ellos no forman parte del gabinete de crisis del gobierno ni son experimentados virólogos.

La información sobre la pandemia por COVID-19 a la que debemos acceder y a la que debemos hacer caso ha de proceder de fuentes fiables, porque, de lo contrario, estaremos haciendo mal las cosas creyendo que estamos obrando correctamente. Gran error.

Hace unos días corría por alguna red social un audio que aseguraba que las joyas (relojes, pendientes, piercings…), además del maquillaje, el esmalte de uñas o las cremas hidratantes eran susceptibles de ser un escondite perfecto para el coronavirus, y se basaba en que en los hospitales los sanitarios deben acceder libres de todas estas cosas, y extrapolaba la norma a los hogares de toda España. El caso es que es cierto, los sanitarios deben acceder al hospital en estas condiciones, pero se trata de unas normas que siempre se han cumplido, no solo a raíz de esta pandemia. Los hospitales, y sobre todo los quirófanos, son lugares que se deben mantener lo más estériles posible por razones obvias. Así que es normal que se indiquen estas normas. Pero ni los objetos de tu casa ni tus piercings labiales o nasales, o de cualquier tipo, forman parte de un hospital, al menos si te encuentras sano.

Piercings libres de virus

Así que no, los piercings no son portadores de coronavirus. Puedes lucir tus joyas (además de esmalte de uñas, relojes, pulseras, maquillaje, crema hidratante y un largo etcétera) sin correr ningún riesgo. Siempre y cuando, claro está, sigas las recomendaciones generales de higiene y distancia social que indican las autoridades sanitarias de nuestro país. Tan solo es recomendable que te desprendas de cualquier adorno si convives con una persona que sufre la enfermedad o tú mismo la padeces, pues se trata de objetos que pueden contaminarse. Si no es así, puedes estar tranquilo. Bastará con que limpies tus joyas como lo haces normalmente, con agua y jabón neutro: la medida más eficaz, además, de acabar con el coronavirus que recomiendan los expertos.